Todos tenemos en mente el modelo de las 4 P del marketing mix que aprendimos en la universidad: Producto, Precio, Punto de venta (distribución) y Promoción (comunicación). Estas 4 P representa todas las variables a disposición de los marketers para llevar a cabo una estrategia de marketing que perdure en el tiempo.

Desde Splio, como especialistas en marketing para el sector retail, nos proponen que, así como el marketing se basa en las 4 P, el retail marketing también tiene sus 4 pilares: las 4 R, que corresponden a, Relación, Retención, Recompensa y Reducción de costes.

Relación

Pilar número 1 del CRM. La relación engloba la comunicación, las interacciones y los datos que tienes con / sobre tus clientes. Tener una buena relación con tus clientes es un primer paso hacia la recompra, ya que un cliente satisfecho es un cliente que volverá. Pero debe ser una relación que se trabaje y construya a lo largo de todas las etapas del ciclo de vida del cliente. Por lo tanto, es imprescindible recopilar gran cantidad de información (opiniones, productos preferidos, etc.) para asegurarse de tener las herramientas para alimentar esta relación, y que el nivel de satisfacción de tus clientes se mantenga siempre alto.

Retención

Una buena estrategia de CRM también se mide por la propensión de la marca a seguir siendo LA solución a las necesidades de sus clientes. ¿Y qué mejor táctica que apostar por la emoción? La emoción juega un papel importante en el proceso de toma de decisiones de los consumidores. Tus clientes deben sentirse como el centro de tu estrategia para querer seguir siendo fieles. Si se sienten importantes, buscarán entre tu gama, un producto que se adapte a sus deseos y expectativas.

Recompensa

Es un poco simplista decirlo, pero si quieres que tus clientes hagan una nueva compra, de vez en cuando debes darles alguna recompensa, incluso si no forman parte de tu programa de fidelidad. A todos nos gusta recibir un poco de atención, un código promocional por nuestro cumpleaños o incluso una mención en redes sociales. Todas las recompensas que se te ocurran reafirman la gratitud que sientes hacia tus clientes y fomentan la fidelidad hacia tu marca. Así que dedica un tiempo a pensar cuáles pueden ser las mejores formas de recompensarles.

Reducción de costes

Este paso se centra en definir una experiencia de cliente que sea lo más fácil de implementar para tu marca y que además requiera el mínimo esfuerzo por parte de tus clientes. Desde el proceso de recordar tu marca / producto hasta el proceso de compra, todo debe ser lo más ágil y sencillo posible, para que los clientes solo deban centrarse en el producto que les interesa.

Hay miles de formas de alcanzar tus objetivos sin dejar de hacer felices a tus clientes. Las 4 R del retail marketing te guiarán en esta tarea, así que tenlas en cuenta antes de lanzar cada campaña para optimizar tus resultados.

Fuente: https://directivosygerentes.es/marketing/las-4-r-del-retail-marketing-splio